Alemanas.

herthrid1
Paseaban por el campus con la cabeza alta. Eran chulas, sí, pero porque podían. En Galicia el otoño se convertía en una sinfonía de estornudos. Las calles estaban mojadas, las hojas caídas enmoquetaban el suelo y todo parecía de color marrón, salvo las noches que eran muy negras. Los radiadores echaban humo y las narices moqueaban, pero ellas no se ponían enfermas. Puede que en Alemania las temperaturas fueran más bajas y estuviesen acostumbradas al frío y a los cambios de temperatura o puede que los alemanes no enfermasen. Y punto.

Caminaban por el campus y todos girábamos la cabeza al ritmo de sus caderas. Eran protagonistas y lo sabían. No parecía que les incomodara ser el centro constante de atención, es más resultaba en ellas algo muy natural. Yo pensaba en el costumbrismo; las veía con su gesto serio, pero conciliador y pensaba en las películas de Berlanga. Pensaba en mi abuelo haciendo las prácticas de la mili en Melilla, en mi abuelo rodeado de moritas. Mi abuelo era clavado a mi tío, bueno mi tío a mí abuelo, quiero decir, cuando era joven. Vamos, que pensaba en mi tío, que está divorciado. ¿Se divorcia la gente en Alemania? Yo creo que no, porque en Alemania cuando dices que sí es que sí, sin medias tintas, ni gilipolleces. Cuando te comprometes, cuando das tu palabra, vas hasta el puto final. En Alemania el deber está por encima del amor. Ellos lo tienen todo muy claro.

A un puto torpe se le caen unos folios en clase y no puedo evitar pensar en Alemania. Allí no se perdona la ineptitud. Están a otro nivel. Las alemanas se pasean entre nosotros con su gesto siempre amigable, pero recio y parece que sí, pero no son como nosotros. Ellas están por encima. Ellas son hechos y nosotros conjeturas. ¿De dónde han salido? ¿Todas son así? La verdad, es que están muy buenas, entran en clase y todo se ilumina, como el fogonazo a las ocho de la mañana que anuncia que la discoteca cierra, cuando encienden las luces y de las insinuaciones de la noche pasas a las certezas de la mañana del día después. Las alemanas son luz de la caverna. La de Platón o la de quién sea.

Me siento en la biblioteca y las veo aparecer a lo lejos, con sus melenas rubias perfectamente recogidas en una coleta en la que no asoma ni un sólo pelo rebelde, con esas piernas que parece que nunca terminan embutidas en sendos pantalones negros. Se sientan en frente de mí y nuestros pies chocan en un batiburrillo a tres bandas, me disculpo levantando la palma de la mano porque no logro articular palabra y ellas me sonríen. A mí. ¡También sonríen! Abren a la par sus portátiles y la manzana de Turing se llena de luz ante mis ojos. Sus estuches son rosas, visten pendientes rosas y las fundas de sus iphones, sí, son rosas. Hasta son cromáticamente superiores. Aprovecho que están distraídas con sus apuntes para mirarlas a los ojos. La gama de azules que yo conozco, la gama de azules de la que puedo disfrutar en mi día a día aquí en Galicia no contiene un azul tan clarito como el de los ojos de las alemanas. No existe, es decir existe, pero sólo en sus ojos. Y a lo mejor también en Alemania, pero eso no creo.

Deforman mi realidad, es algo evidente. No pueden ser reales. Parten en dos el mundo. Las dos alemanas permanecen al margen del tiempo y ya caigo, o ya empiezo a caer en lo que son. Es el presente que se divide ante mí. El pasado que no tiene defectos pues ya no existe y el futuro que no tiene defectos pues aún no existe. Mis dos alemanas tan serias y recias, pero siempre conciliadoras y amigables, como si me animasen a descubrir sus misterios. Mis dos alemanas: pasado y futuro. En la biblioteca empiezan a susurrar en un idioma indescifrable y yo cierro los ojos y las veo en mi cabeza: desnudas; se acercan la una a la otra y se besan con pasión.

Por fin entiendo aquello de que el tiempo es cíclico.

Anuncios

Comentarjos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s